Ir al contenido principal

Rojo mexicano, la grana cochinilla en el arte.


Querido amigo:

Por fin pude visitar la estupenda exposición Rojo mexicano, la grana cochinilla en el arte que actualmente se presenta en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

La exposición brinda un panorama de los usos de la grana cochinilla en México desde la época prehispánica, pasando por la virreinal hasta llegar al siglo XIX. En el recorrido encontrarás obras de arte de varias partes del mundo que son una maravilla.


La exposición te recibe con una pintura de Raúl Anguiano: Historia de los colores en México. Me parece que fue muy acertado abrir con esta hermosa obra que representa los progresos de los colorantes, entre ellos la cochinilla, ya que esta sola obra ejemplifica lo que trata la exposición.

Casi al inicio encontrarás un plano de la Ciudad de México realizado en la época colonial por José Antonio de Alzate; este plano es muy interesante en la cartografía de la ciudad; y ahora, como obra de arte, también lo es al saber que el autor utilizó como colorante la grana cochinilla para resaltar, en color rojo, la parte importante del Centro Histórico.

En uno de los núcleos de la exposición se muestra la importancia que tuvo el pigmento rojo de la grana cochinilla en la sociedad, logrando obtener un costo elevado y debido a ello se convirtió en un privilegio para la alta sociedad, incluyendo la Iglesia, para enfatizar su riqueza y poder. Esto que te digo lo podrás observar en diversas pinturas donde aparece gente acaudalada utilizando vestimenta en color rojo; o bien, en las pinturas de arte sacro.  
No lo vas a creer, amigo, pero en la época novohispana la grana cochinilla llegó a ser la segunda fuente de ingresos para la Corona española, después de la plata. Este pigmento fue utilizado en papel, textil y mobiliario. 

Otra pieza que no puedes dejar de ver es el facsímil de Historia general de las cosas de la Nueva España, de Fray Bernardino de Sahagún. Esta obra está expuesta para hacer referencia a lo que el  autor menciona en dicho libro sobre el uso de la grana cochinilla por parte de los indígenas de aquél tiempo.

Desde luego este colorante también fue utilizado por los tlacuilos para elaborar los códices. Los expertos han realizado estudios a varios códices entre ellos el Mendocino y la Matricula de tributos y han encontrado dicho pigmento.

En la sección dedicada al siglo XIX se muestra cómo el uso de la cochinilla fue cada vez menos utilizada como símbolo de poder. Además aparecieron nuevos pigmentos sintéticos como la anilina que los artistas comenzaron a utilizar provocando una disminución en la producción de la cochinilla.

Amigo, he observado en redes sociales que mucha gente va con la intención de tomarse la selfie con la obra La recámara de Van Gohg en Arlés, sin duda es una obra magnífica, pero para ser sincero a mí me gustó más la obra de Raúl Anguiano. Me gustaría que me dieras tu opinión.  

Te recomiendo mucho que vayas leyendo todas las cédulas y que veas todos los videos que están disponibles en la exposición, te ayudaran a entender mucho mejor la exposición. Están disponibles en internet.

Ojala que disfrutes tanto como yo tu visita.

Hasta la próxima…


P.D. : Es mejor que vayas entre semana porque en sábado, sobre todo en domingo la fila para ingresar es larga.